Hospital Regional dispone de 65 nuevos bergeres para sus pacientes de Pediatría

RSS
Facebook
Twitter

El objetivo planteado por el Hospital Regional del Libertador Bernardo O’Higgins (HRLBO) ya en noviembre de 2021, fue disponer de un berger al costado de cada cama de la Unidad de Hospitalización Pediátrica, para reforzar así el trato humanizado a sus pacientes y brindar mayor comodidad a los acompañantes de los menores de edad hospitalizados en el recinto. En estos días y al alero de la ley Mila o Ley 21.372, 65 nuevos bergeres se suman a los ya instalados para relevar el respeto y la dignidad en sus estadías.

El director (s) del Hospital Regional, Dr. Carlos Bisbal, sostuvo que “los bergeres, fueron financiados por la Universidad O’Higgins, en virtud del convenio académico entre el hospital y la universidad, y permiten dar una mejora importante en la atención de nuestros niños, desde la perspectiva del bienestar del padre, la madre o persona significativa que los acompaña en su hospitalización. Si podemos brindarles calidad en su estadía, mayor comodidad, eso sin duda impacta en la buena recuperación del niño”.

El jefe (S) del Servicio de Pediatría, Dr. César Mateluna, neurólogo infantil del HRLBO, por su parte agregó, “esta partida no solo refleja la habilitación de la ley Mila, somos hospital amigo. Es un avance para nuestro servicio y sobre todo para los padres que están acompañando a sus hijos, les otorga un trato digno en esta estancia, les aporta confortabilidad mientras enfrentan situaciones estresantes como son siempre las hospitalizaciones de los propios hijos”.

Claudia, oriunda de Rengo y usuaria del establecimiento de salud, experimentó el cambio de silla a berger esta semana, mientras acompaña a su hija Alejandra en su hospitalización, “definitivamente esto es un bien para nosotros que nos quedamos con nuestros pequeños. Ahora se puede descansar de verdad y eso lo resiente mi hija. Si me ve bien, ella se siente bien también”.

Marisol, ad portas de retirarse del hospital tras la hospitalización de su bebé, expresó, “es un hecho que la silla dificulta la estadía, es una realidad conocida en todos los hospitales del país. A mí me tocó vivir el cambio y de verdad se agradece, a mi bebé de 6 meses lo operaron del estómago hace varios días y hoy ya nos preparamos para irnos con el alta médica, con una sensación de alivio por su recuperación y también de descanso por que pude dormir en un sillón bastante cómodo”.

María, acompañante de Matías, manifestó, “estaba preocupada, era mi primera vez quedándome en un Hospital. Me comentaron de las sillas, lo incómodo que era usarlas, pero a mi llegada encontré este sillón, que si necesito puedo reclinarlo totalmente. Qué mejor que estar al lado de mi hijo de esta forma”.

Los sillones recién llegados finalmente, fueron ubicados en UCI y UTI Pediátrica, Cirugía Infantil y el Servicio de Pediatría.